Los Osos se quedan en la orilla; Filadelfia mantiene vivo el sueño

Chicago. Un balón en el aire golpeó la portería. Los rostros congelados en la cancha y en las gradas, con la boca desencajada. El pateador de Chicago, Cody Parkey, había fallado la jugada decisiva que pudo darle la victoria a su equipo. Un final genuino de postemporada, donde hasta el último segundo pudo cambiar el resultado, pero no ocurrió, el equipo campeón defensor, Águilas de Filadelfia, se mantiene con el sueño de refrendar su título al vencer dramáticamente 16 a 15 a los Osos de Chicago, para avanzar a la Serie Divisional de la Conferencia Nacional.

Fue un final inesperado, Chicago apostó a una patada, a 10 segundos de que terminara el partido, Parkey apuntó y el entrenador de las Águilas, Doug Pederson, pidió tiempo fuera. La artimaña desconcentró al pateador, quien a pesar del silbatazo pateó el ovoide y acertó. Sin embargo, en el tiro efectivo, miró con horror como golpeaba un poste y fallaba un gol de campo de 33 yardas. Una derrota que cargará por mucho tiempo.

Filadelfia estaba abajo en el marcador por 10-15, pero a 56 segundos del final, un pase del mariscal Nick Foles de dos yardas, permitió que Golden Tate adelantara de nuevo a Las Águilas, que se colocaron 16 a 15. Un intento fallido de conversión de dos puntos pudo restarle drama a los de Filadelfia, pero en cambio, el curso del partido se fue hacia los límites de la emoción.

Chicago avanzó hasta quedar a tiro de gol de campo. Parkey calentaba el final que daría la victoria a los suyos. Pero el final fue trágico para los Osos.

En la ronda divisional de la Conferencia Nacional las Águilas visitarán a Santos de Nuevo Orleáns el domingo 13 de enero por el título de la NFC; mientras los Carneros de Los Ángeles van contra los Vaqueros de Dallas el sábado previo.

Nick Foles, el jugador más valioso del Supertazón el año pasado, dijo que el equipo jugó al límite.

Muchos nos vieron como víctimas en algún momento, tuvimos adversidades durante la temporada y en este partido, pero siempre hemos conocido nuestro potencial y confiamos en nosotros; tuvimos la capacidad de regresar y aquí estamos, dijo Foles.

Los campeones defensores salieron a presionar desde el principio con un 3-0 luego del gol de campo del pateador Jack Elliott de 43 yardas comenzando el partido.

Los Osos empataron el juego con otro gol de campo. Un disparo del pateador Cody Parkey de 36 yardas, luego de una serie ofensiva de ocho jugadas y 47 yardas.

La primera mitad fue un duelo de defensivas impenetrables, por lo que los mariscales no tuvieron muchas libertades.

Los Osos salieron firmes en el segundo cuarto con otro gol de campo de Parkey, que puso al equipo arriba 6-3.

A mediados del tercer parcial llegó la anotación de las Águilas, que se fueron arriba en el marcador por 10-6. El mariscal Foles se conectó con Dallas Goedert en un pase de 10 yardas y el pateador Elliott completó la jugada con su gol de campo.

Al principio del último cuarto Parkey consiguió otro gol de campo de 34 yardas y los Osos se acercaron 10-9.

A cinco minutos de iniciado el parcial, los Osos se fueron arriba 15-10 por anotación de Allen Robinson tras pase Michael Trubisky.

Pero la anotación decisiva de Filadelfia llegó con un minuto en el reloj, cuando Foles conectó con Tate para decidir por un punto (16-15). Después, se vivió el minuto de mayor dramatismo de la postemporada.

Shortlink: https://ndlb.red/1wt

Comentarios