¡Estupendo! ¡Magnífico! ¡Tranquilizante! Y un ¡qué bueno!

EL CASTILLO

LIMPIAS PAREJITAS

¡Estupendo! ¡Magnífico! ¡Tranquilizante! Y un ¡qué bueno! que el señor Jesús Capella considere debe defenderse el nombre, el apellido, por encima de todo, porque es el que se hereda a los hijos, a los nietos y no debe ser ensuciado sin pruebas y, por ende sin pagar las consecuencias marcadas por la ley cuando se levantan acusaciones con las cuales se enloda al prestigio. Si es verdad ese pensamiento y se dirige al buen nombre, ya podrá don Jesús calibrar hasta donde podrán estar los ciudadanos, los informadores, dispuestos para evitar perder a los hijos, a los nietos, para tener en la zozobra a los padres, para evitar ser víctimas en alguna balacera como las ocurridas casi a diario en las principales avenidas, en centros comerciales, en regiones principalmente de Cancún, aunque estos delitos y enfrentamientos también se registren en Playa del Carmen, en Puerto Morelos, en Tulum, en la otrora tranquila Chetumal. Y cada quien con sus propias armas. El señor Capella cuenta con todo un equipo para reaccionar como mejor considere, los ciudadanos no tenemos ni siquiera dinerito para comprar las pistolitas. Si nos hiciera el favor de encausar el coraje, la rabia, el descontento por las afirmaciones negativas a su persona para encontrar la cuadratura del círculo que nos devuelva la seguridad y por ende la tranquilidad para transitar por las calles, para acudir a los centros de diversión, para no estar con el Jesús en la boca dentro de los gimnasios, mucho se lo agradeceríamos y de seguro su buen nombre estaría en las mejores manos: en las de los ciudadanos.

Apenas a tiempo y antes de un colapso total, AMLO rescató los servicios de salud. El desabasto de medicamentos, trabajar con equipos viejos y contar con otro tanto en bodegas descompuesto, fijar cuotas de consulta diaria hasta por más de 20 pacientes a quienes solamente pueden dedicarles 20 minutos a lo sumo para llegar a un diagnóstico y los eventos de corrupción detectados, formaron un peligroso coctel. En Tabasco retuvieron familiares de pacientes, médicos, enfermeras y trabajadores en general a Marta Lilia, esposa del mandatario Arturo Núñez durante largas horas reclamándole todas las fallas y la falta de pago. En Quintana Roo, médicos y personal adscrito a los servicios de salud denuncian la corrupción existente, la cual legó a los 700 millones para terminar hospitales todavía sin funcionar. El nosocomio especializado en oncología ubicado en Chetumal tiene muchos vicios de construcción y cuentan con un acelerador lineal desde hace dos años que no han logrado instalar. Se pagan 70 por ciento más caras las medicinas; a la empresa Tecnología en Computación y Redes, S.A. de C.V., le entregaron un contrato por 141 millones de pesos para la compra de 9 unidades médicas y resulta que tal empresa no tiene dentro del objetivo de la sociedad vender equipo médico. Otra compra con sus “asegunes” es la de vendedora de 30 ambulancias con un costo de un millón 341 mil pesos entregada a COMSA.Tecnología en Computación y Redes contó con la bendición del doctor José Narro, quien la recomendó. COMSA, recibió todo el apoyo presidencial, el de EPN, al ser su accionista mayoritario Jorge Méndez uno de sus tantos y tantos amigos. Los reclamos de maestros por la falta de pago de bonos y otros beneficios prometidos no se han hecho esperar. Salud y Educación, dos renglones sensibles, importantísimos para la percepción de gobernabilidad y avance y desarrollo, deberán salir de tan tremendas crisis y pronto.

Falta por descubrir hasta donde llegará el dizque líder ferrocarrilero Víctor Flores, quien sigue percibiendo un promedio de 14 millones de pesos en cuotas procedentes, en su mayoría de los bolsillos de los jubilados. Dejarlo subirse al Tren Maya sería imperdonable.

Por cierto ¿ya vio Roma, la película de Cuarón calificada dentro del cine de arte? Los halagos tan pronunciados y para el gusto de otros inmerecidos hacen recordar al grupo argentino Sui Generis, de gran éxito dispuesto a auto recetarse una calificación para saber si estaban en el rumbo correcto. Decidieron hacer y presentar una interpretación “basura”, la cual vendió de nueva cuenta millones de discos y fue aplaudida a rabiar. Decidieron entonces Charly García conocido como “El rey del rock”,separarse y ya no seguir por ese camino en el cual quienes tanto aplaudían estaban dispuestos a aceptarlo todo, hasta la basura, con tal de encontrar ídolos y ellos… solo cantaban.

Nos daremos mutuamente un descanso este fin de año. Le deseo lo mejor para el 2019 y si nos lo permite estaremos en contacto el próximo 15 de enero.

Shortlink: https://ndlb.red/1t6

Comentarios