Nacho Peña no es el culpable de la crisis financiera en la UAN

  • Los enemigos de la institución, que siempre han anhelado su control por intereses políticos, esparcen la idea de que actualmente tenemos una universidad corrupta llena de aviadores, cuando la realidad es que se ha crecido en calidad académica, indicadores y matrícula.
  • A 50 años de su fundación, han egresado cientos de profesionistas que hoy dirigen a la sociedad, al Estado y la empresa, aquí se educan los hijos de los campesinos y los trabajadores.
Que quede claro, que el actual Rector de la Universidad Autónoma de Nayarit, el Maestro Jorge Ignacio Peña González, no es el culpable de la crisis financiera por la que atraviesa la máxima casa de estudios, ya que recibió la institución con un  déficit de 340 millones de pesos, por lo que se ha dedicado a impulsar medidas de austeridad y control del gasto, que han generado ahorros por más de 80 millones anuales.
Igualmente está implementando los procedimientos que marca la Ley, para sancionar a quienes se detectaron no trabajaban, debiendo mencionar qué, a dos años de la administración rectoral, se han realizado tres auditarías por organismos oficiales externos y uno privado, sus resultados están puntualmente explícitos en su portal con información pública, por lo que no hay duda que la gestión universitaria está marcada por la transparencia y rendición de cuentas.
Los enemigos de la UAN que siempre han anhelado su control por intereses políticos, esparcen la idea de que actualmente tenemos una universidad corrupta llena de aviadores, cultivan la idea de su cierre, cuando la realidad es que nuestra alma máter, es la primera opción de estudios de miles de jóvenes, que la eligen por encima de otras instituciones, que acuden a nuestras aulas con la esperanza de forjarse un futuro mejor; cabe señalar que se tiene un alto grado de rechazados
por la falta de espacios.
Son 30 mil estudiantes los que atiende la UAN de nivel medio y superior, en 50 años han egresados cientos de profesionistas que hoy dirigen a la sociedad, al Estado y la empresa, aquí se educan los hijos de los campesinos y los trabajadores, que de otra forma no tendrían oportunidad de formarse, se ha crecido en indicadores y en calidad académica, la crisis es financiera no académica.
En cambio, no se le ha aumentado el presupuesto federal conforme al crecimiento de su matrícula, por el contrario, la federación ha disminuido los recursos a la educación superior, lo que ha afectado a otras 9 universidades en el país en igualdad de condiciones críticas, que no podrán cumplir con sus compromisos contractuales de fin de año, a esto hay que sumarle que en estos 50 años de su fundación, no se le ha reconocido el nivel medio superior, las preparatorias no reciben un peso de subsidio, por lo que hay un gran hueco de reconocimiento de plazas por parte de la SEP; se atiende el nivel medio, con el mismo presupuesto para nivel superior.
El subsidio estatal, es insuficiente, muy por debajo de la media nacional, cuando debería ser del 50 por ciento como marca la Ley, porque la UAN es la Universidad del Estado, no es el Tecnológico de Tepic, ni la Universidad Tecnológica, es la UAN. Así que sugerir la desaparición o cierre de la UAN es una incoherente aberración, en el supuesto que se diera, acarrearía una crisis económica y social que paralizaría la capital Tepic, los universitarios saldrían a las calles, además dejaría de fluir el circulante que genera el ingreso de 5 mil docentes y administrativos, así como el propio gasto de los 20 mil alumnos en el campus, del cual dependen muchas empresas de venta de productos y servicios, es un absurdo tan siquiera pensar en ello.
Mientras tanto, se pretende linchar al Rector “Nacho” Peña por presuntos actos de corrupción o de acciones de la pasada administración universitaria, que dicho sea de paso, está sujeta a investigación por parte de la Fiscalía; el actual Rector lo único que ha hecho desde que asumió el cargo, es un extraordinario trabajo de gestión de recursos ante el Congreso de la Unión, con los diputados federales y senadores, para poder cumplir con los compromisos con los trabajadores docentes y administrativos, y, para que se le reconozca a la institución un aumento al subsidio federal y estatal, que tienen un rezago histórico.
En este marco el Rector Jorge Ignacio Peña González, presentó su Presupuesto de Egresos para el 2019 en la Sesión del Consejo General Universitario, recursos que se han ejercido con eficiencia y eficacia, para seguir consolidando este gran proyecto educativo, legado del exgobernador Julián Gascón Mercado y la sociedad de su tiempo.
Los nayaritas deben solidarizarse con la UAN porque es un patrimonio social invaluable. Esperamos que el próximo Gobierno Federal de Andrés Manuel López Obrador, revierta la política educativa de disminuir el presupuesto a las universidades estatales, y escuche los planteamientos de la Comisión de universitarios nayaritas, que lo buscarán una vez que tome posesión de la Presidencia. ¡Por el rescate financiero de la Universidad Autónoma de Nayarit! Va
Shortlink: https://ndlb.red/1lq

Comentarios