SERGIO DÁVILA, MANCHA IMAGEN DE JAIME CUEVAS

La seguridad pública se ha vuelto el talón de Aquiles para el presidente municipal Jaime Cuevas, desde un inicio de esta administración, los directivos de la policía municipal Ricardo Guerra y ahora Sergio Dávila, tal parece que se empeñan en hacer quedar mal al presidente, actuando de manera prepotente y soberbia con los elementos y desinteresados con la ciudadanía. Eso en la actualidad, ha costado por lo menos una vida de la cual responsabilizan al director de Seguridad Pública y Policía Vial, Sergio Dávila.

Al inicio de esta décima administración, Ricardo Guerra llegó al frente de la policía municipal pero su trabajo era gris, crecieron los robos a casa habitación, asaltos en caminos y brechas, robos bancarios hasta la desaparición de un detenido: el ex regidor y activista de Morena Salvador Macías quien actualmente sigue desaparecido y eso le costó el puesto y la cárcel a Ricardo junto con tres personas más, dos de ellas policías que siguen presos.

Luego, llegó el súper policía Sergio Dávila, quien se pavoneaba como un elemento muy capacitado con una trayectoria impecable de medallas y cursos de preparación en la Policía Federal División Caminos, cosa que no le ha valido de nada. Su ingreso como titular de la policía fue muy cuestionado por la ciudadanía y algunos medios incluyendo a este, ya que su salida de Puerto Vallarta, dicen que fue por vínculos con el narcotráfico, en redes sociales abundaban comentarios que Sergio Dávila estaba como el principal protector de un cártel al cual, dicen, hasta le ayudaba a transportar droga.

Hoy, Bahía de Banderas sigue sufriendo la inseguridad a flor de piel, nacieron “autodefensas” primero en San Vicente y luego en Sayulita por la misma razón que se sentían desprotegidos, que la policía no hacía nada, había quienes se aventuraban a decir que los policías y sus jefes estaban coludidos con los ladrones y los asaltantes.

Hace apenas unos días murió un joven en Bucerías, quien fue brutalmente golpeado y herido de muerte en el cuello, del cual vecinos del lugar donde fue encontrado muerto aseguran haber llamado a la policía municipal, pero éstos, no atendieron el llamado de auxilio al escuchar los gritos de dolor que salían del campo de beisbol donde horas más tarde fue encontrado el joven Roberto, razón demás por la cual responsabilizan de la muerte del joven a este energúmeno director Sergio Dávila.

Shortlink: https://ndlb.red/1kn

Comentarios