DESORDEN EN FISCALÍA Y CRECE RUMOR “VENDIERON LA PLAZA”

*Aparecen narco-mantas y crecen los rumores en las oficinas de la Fiscalía General de Nayarit “SE APROXIMA OTRA GUERRA”

Como reguero de pólvora corrió el rumor en los pasillos de la Fiscalía del “intachable” Petronilo Díaz y es que hoy en el transcurso del día han aparecido dos narco mantas: Una en el puente peatonal a las afueras de un conocido centro comercial allá por el Rodeo y la otra en el parque lineal, luego de esto salen comentarios en redes sociales para amenazar a los policías y mandos coludidos con un cártel.

Debido a estos hechos, en la corporación policiaca se escucha “Ya vendieron la plaza, uno de estos jefes que tenemos, segurito ya hizo trato con un cártel… se viene la guerra”, “con tanto pleito y descontrol dentro en la corporación para ver quien se queda con la dirección y mira, están más preocupados por ocupar un cargo que por combatir el crimen, el narco ya alcanzo a unos comandantes, ojala no se hayan corrompido”.

Desde hace tiempo la seguridad en Nayarit no ha sido atendida como debe ser, hace falta que el estado le entre a defender y resguardar la seguridad, no quedarse como un espectador más, mientras los cárteles hacen una guerra por la ciudad y peor aún, sean los comandantes operativos, los propios jefes o por que no, hasta el fiscal quien reciba o recoja las maletas con dinero sucio, producto de la delincuencia, para mantenerse al margen o de plano ser un sirviente del narco.

Las cosas en la policía estatal anda mal, la percepción de la ciudadanía es que estamos vulnerables ante los delincuentes, asaltos, balazos, secuestros, amenazas, ejecuciones…. y en todo se escuchan rumores “ya vendieron la plaza, se avecina una guerra”, “No hay quien ponga orden en la fiscalía, los mandos están preocupados por llenarse las manos de dinero y poder que por hacernos pelear a todos en el trabajo, ya los ministerios públicos con los policías, jueces con mp´s, los que se salvan son los peritos.” Son algunas de las cosas que se escuchan en los pasillos, pero nadie, absolutamente nadie quiere entrarle a poner orden, en ese sentido, el sexenio pasado había más orden, hoy la seguridad del estado está en el piso y eso lo aprovecha la delincuencia.

 

Shortlink: https://ndlb.red/15u

Comentarios