San Pancho, tradición y un sólido espíritu de comunidad

Antiguo pueblo de pescadores que con su espíritu de trabajo comunitario ha sabido evolucionar sin perder su esencia.

Su nombre es San Francisco, pero todo mundo lo llama cariñosamente “San Pancho”, un antiguo pueblo de pescadores distinguido tanto por su belleza natural como por su oferta artística, tanto que es conocido actualmente como la capital cultural de la Riviera Nayarit.

San Pancho, es un imán no sólo para los turistas sino también para artistas nacionales e internacionales que, en muchos casos se han convertido en residentes o visitantes frecuentes que conviven simultáneamente en un entorno cosmopolita quienes disfrutan por igual del entorno artístico y multicultural de esta tranquila comunidad. Sin duda, es el pueblo con el que muchos sueñan para retirarse y encontrar paz, naturaleza y belleza por doquier y que con su espíritu de trabajo comunitario ha sabido evolucionar sin perder su esencia.

¿QUÉ HACER?
Desde el ingreso, el pueblo invita al viajero a conocerlo, a recorrer sus calles empedradas que cruzan la avenida principal llamada Tercer Mundo. Al atravesar  el puente, muy cerca de la carretera federal 200, comienza un torbellino de imágenes que el visitante debe estar atento a identificar y apreciar.

En la plaza principal, llamada Plaza del Sol, es posible admirar coloridos murales, realizados por artistas locales, enmarcados por árboles vetustos que forman una refrescante muralla natural. Frente a la plaza está la parroquia, de muros blancos y arquitectura rústica, erigida en honor de San Francisco, cuyas fiestas patronales se celebran del 26 de septiembre al 4 de octubre.

Al final de la Avenida Tercer Mundo se encuentra otra placita, en la que sobresale la escultura del Santo Patrono, formando un remanso de tranquilidad con sus añejos árboles, sus palmeras y jardineras. Unos pasos adelante está la playa, de gran extensión y muy limpia, que recibe tanto a quienes quieren descansar y relajarse frente al mar, como a los de espíritu aventurero que desafían las olas del Pacífico montados en sus tablas de surf.

Arte y Gastronomía
En San Pancho el visitante encontrará desde centros culturales, galerías, puestos de artesanías, hostales, panaderías, cafés y pequeños restaurantes, hasta campos de futbol, golf, polo y lujosas residencias de playa.

En la playa, justo al final de la Avenida Tercer Mundo, se localizan los restaurantes rústicos, donde es posible degustar la auténtica cocina costera nayarita: ceviches, aguachiles, pescado a las brasas y muchas otras delicias que encantarán al visitante. Si las expectativas son diferentes, ahí está el hotel Cielo Rojo y su restaurante Bistro, que tiene la filosofía de ser orgánico, lo cual significa que el 80% de los productos son de las granjas locales, lo que garantiza el producto de calidad y sin pesticidas. Además fomentan el consumo local, lo cual ayuda a la derrama económica de la localidad.

Capital Cultural de la Riviera Nayarit

Al llegar al pueblo llama la atención un grupo de edificios de estilo rústico, alineados a la izquierda de la avenida Tercer Mundo. Son conocidas como “Las Bodegas de San Pancho” y albergan cuatro grupos culturales y ecológicos: Colectivo San Pancho, en la Bodega 3; el Centro Comunitario educativo Entre Amig@s, Alianza Jaguar A. C. y la Bodega Circo.
Las bodegas fueron construidas durante el sexenio del expresidente Luis Echeverría Álvarez y desde 2006, luego de permanecer en desuso alrededor de 20 años, son el refugio de un grupo de jóvenes artistas nacionales y extranjeros que desarrollan productos y proyectos culturales.
Es en este marco que se realiza desde hace 13 años el Festival Sinergiarte, un evento cultural que surgió cuando los artistas del pueblo se reunieron para compartir su trabajo, así como también para fomentar y difundir el arte, la cultura y las tradiciones entre la gente de la comunidad y sus visitantes.
Con resultados más que satisfactorios, de acuerdo a los organizadores, Sinergiarte se ha convertido en uno de los festivales culturales más importantes de la región, con lo cual este pueblo se consolidó como la “Capital Cultural del Estado de Nayarit”.
¿QUÉ VER?
El Circo de los Niños 
San Pancho tiene mucho para sentirse orgulloso. Ahí está el Circo de los Niños, único en su tipo en México, el cual abre sus puertas cada año para su evento de recaudación de fondos. En cada temporada, la Bodega Circo se transforma en un elaborado y fantástico escenario para presentar el talento de niños y jóvenes.
Esta escuela fue creada en 2011 por Gilles Ste’Croix, co fundador del Cirque du Soleil, con el diseño de Monique Voyer. Lo que comenzó como una introducción a las artes circenses, se ha convertido al paso de los años en algo precioso para el pueblo, con un equipo profesional de instructores y cada vez más estudiantes con el deseo de experimentar la magia del circo y otras artes escenicas.
Centro Comunitario EntreAmigos
No podemos hablar de San Pancho sin mencionar a EntreAmigos A.C., “Un centro comunitario educativo sin fines de lucro que trabaja para formar vínculos entre culturas y comunidades a través de la creación de programas educativos para los niños y familias”.
También es reconocido por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) como un Centro de Educación y Cultura Ambiental (CECA), por su compromiso de fomentar conciencia en temas del medio ambiente a través de la cultura y las artes.
Esta visión comunitaria ha sido un factor clave para proteger a San Pancho de la creciente amenaza que representan las empresas inmobiliarias y los desplazamientos masivos de turistas durante las temporadas altas.

CÓMO LLEGAR  A SAN PANCHO:
San Pancho se localiza en el municipio de Bahía de Banderas, entre los poblados costeros de Sayulita y Lo de Marcos. Forma parte del corredor turístico Riviera Nayarit. Desde Nuevo Vallarta está a 45 minutos de distancia, a hora y media de la ciudad de Tepic y a solo 3 horas y media de la ciudad de Guadalajara.

Shortlink: https://ndlb.red/12x

Comentarios