La CROC en Bahía de Banderas

• Armando Cárdenas Niz es un auténtico dirigente obrero, impulsa una importante gestión social, de derechos contractuales e importantes beneficios para los trabajadores agremiados

• En pocos años la Federación Nacional de la CROC, (Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos) se ha ganado la confianza de los inversionistas, quienes los prefieren para firmar importantes contratos colectivos de trabajo a lo largo y ancho del territorio nacional

• Los croquistas efectivamente respaldan a su dirigencia, participando activamente en todas las tareas sociales y de participación ciudadana que su sindicato les marca

• La central obrera ejerce con transparencia las cuotas sindicales, que se han traducido en un imponente edificio ubicado en Mezcales

La CROC es una Federación Nacional de Sindicatos, actualmente cuenta con poco más de 8 millones de afiliados en el país, en Nayarit y particularmente en Bahía de Banderas existen más de 6 mil croquistas, su dirigente en el país es el recién electo diputado federal Isaías González Cuevas, que cabe señalar ya fue Senador por mayoría en la pasada legislatura por Baja California Sur, ahora desde San Lázaro seguirá con su trabajo, en donde se ha convertido en una de las principales voces en México del nuevo sindicalismo obrero del Siglo XXI.

Es una verdad inobjetable, que la CROC ha venido ocupando los huecos en las luchas del sindicalismo mexicano, ya que muchos de los líderes tradicionales de otras organizaciones sindicales, abandonaron poco a poco las principales banderas de la clase trabajadora, sus “jefes” se convirtieron poco a poco en políticos, pero no para mejorar el nivel de vida de los obreros a través de una permanente gestión gubernamental, sino para obtener cuotas de poder ante el gobierno de la República y los Estados.

Mientras tanto en pocos años la Federación Nacional de la CROC, (Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos) se ha ganado la confianza de los inversionistas, quienes los prefieren para firmar importantes contratos colectivos de trabajo a lo largo y ancho del territorio nacional, puesto que indiscutiblemente, que una de las filosofías de este sindicalismo encabezado por Isaías González Cuevas es la productividad laboral, la capacitación y especialización permanente, para que las empresas que son la fuente de trabajo, logren sus metas y objetivos, que representan salarios y un mejor nivel de vida para la clase obrera nacional. Así lo ha dejado de manifiesto en sus participaciones en la anterior legislatura y nos será diferente en esta que acaba de tomar protesta como diputado federal.

Por solo mencionar un ejemplo, en Nayarit en ya casi 20 años de vida sindical, a 15 de distancia que se consolidaron en Bahía de Banderas, con los contratos colectivos de los complejos españoles-alemanes hoteleros Riú y Palladium, actualmente también con el importante contrato colectivo con la cadena española IBEROESTAR, que son proyectos turísticos de clase mundial, han logrado imponer su forma de trabajo y programas de acción vinculados a la sociedad.

Armando Cárdenas Niz, quien es el Secretario General de la CROC en Nayarit y Bahía de Banderas, construyó un importante liderazgo de más de 6 mil trabajadores y sus familias, ya que su actividad no se limita únicamente a lo sindical, sino que a través de sus programas sociales de salud, deporte, reforestación, educación, capacitación, combate a la violencia intrafamiliar y explotación infantil, además de sus campañas de limpieza de ríos y playas, tienen contacto permanente con la sociedad, lo que les ha valido una amplia y comprobable legitimación social.

Por ejemplo, cada fin de semana ofrecen en las diferentes comunidades de Bahía de Banderas, a través de su programa “Sábados familiares”, servicios comunitarios con asesoría legal, corte de cabello, el prevenIMSS, gestión, entretenimiento para los niños, toda una gran convivencia social. Lo que nadie hace que no sea en procesos políticos, lo que significa que no persiguen un fin político, sino que realmente trabajan para la comunidad.

No está por demás mencionar, que Armando Cárdenas, verdaderamente convive con sus agremiados a su central obrera, no es un líder sindical de simulación, llevándoles importantes beneficios contractuales como becas y útiles escolares, seguros de vida, préstamos blandos, un consolidado programa de desarrollo humano, con actividades de esparcimiento, todas las fechas festivas se convierten en verdaderas convivios familiares, además de un permanente programa de turismo social, en donde en sus días de descanso, los trabajadores tienen acceso a bajo costo, a empresas turísticas con las que tienen convenios, igualmente tienen un importante apoyo de subsidio de material para la construcción y ampliación de viviendas con Mariana Trinitaria; simplemente los croquistas efectivamente siguen a su dirigencia sindical y participan activamente en todas las tareas que su sindicato les marca.

Cabe destacar que hace apenas unos días, la CROC entregó como cada año, paquetes de útiles escolares a los hijos de los trabadores gastrohoteleros, con la presencia de los gerentes de los hoteles Riu Palace, Jalisco, Vallarta y Palladium, lo que consolida sin duda el buen trabajo y relación que tiene el sindicato con las empresas. La CROC y Armando Cárdenas, en Nayarit ponen la muestra en la relación obrero-patronal y sindicato con sus trabajadores. Indiscutiblemente.

No hace mucho, en una de sus reiteradas visitas a Bahía de Banderas, el líder nacional croquista el hoy diputado federal Isaías González Cuevas, categóricamente afirmó que en Nayarit Armando Cárdenas Niz, es el único líder reconocido por la Federación Nacional, destacando su ejemplar desempeño al frente de la CROC Bahía de Banderas y Nayarit, pues tan solo en 15 años, ya lograron constituirse en una organización sindical con destacada presencia, que ejerce con transparencia las cuotas sindicales, que se han traducido en un imponente edificio ubicado en Mezcales.

La confianza de los inversionistas hoteleros en Isaías González y Armando Cárdenas Niz, líder nacional y estatal croquistas, es totalmente clara al materializarse en sus contratos colectivos de trabajo, firmados con sus central obrera, que dicho sea de paso nunca son sujetos de negociación política, se respetan en la Junta de Conciliación y Arbitraje, porque se suscriben dentro del marco de la legalidad con una Federación Sindical con carácter nacional, no local, por lo tanto absolutamente nunca tienen ninguna controversia o irregularidad.

Quiero recordar una anécdota cuando hace ya más de 20 años que la CROC llegó a Nayarit, el otrora factótum cetemista Rigoberto Ochoa Zaragoza, señaló en su momento, que “de mi cuenta corre que la CROC no obtenga ningún Contrato Colectivo en Nayarit, menos con hoteles en Bahía de Banderas”. El ex gobernador Rigoberto Ochoa se equivocó, hoy la CROC encabeza las preferencias de los inversionistas de las grandes cadenas hoteleras.

Para muestra un botón el grupo español IBEROESTAR, construyó el Centro Integralmente Planeado de FONATUR en Litibú, que arroja cerca de 4 mil empleos directos, con más de cien millones de dólares de inversión, -con lo que la filiación croquista tan solo en Bahía de Banderas estará aumentando a cerca de 7 mil trabajadores gastro-hoteleros.

Políticamente la CROC ha sido un pilar no reconocido del PRI, apartido en decadencia en donde nunca los han valorado en su justa dimensión, han sido siempre ninguneados y abandonados a su suerte, pero paradójicamente su peso y presencia social es superior; ya lo han demostrado en reiteradas ocasiones, porque además con su actividad política responden a las convocatorias electorales con mucha efectividad, sin pedir absolutamente un peso o canonjía a quienes han sido candidatos, los croquistas financian ellos mismos la promoción a los candidatos que han apoyado, que han gobernado en el Estado y en el Municipio, pero no los han retribuido dignamente a esta central obrera que encabeza Armando Cárdenas, ante el desencanto de los agremiados, que se han replegado a su organización sindical.

Finalmente, cuando se trata de defender los contratos colectivos de trabajo ganados a pulso y firmados dentro de la legalidad, en la CROC están a la vanguardia, nadie les gana, Armando Cárdenas Niz, es un dirigente obrero auténtico, carismático, efectivo en la gestión social y de los derechos de los trabajadores, que sin lugar a dudas, cuenta con una mayoría abrumadora de trabajadores gastrohoteleros agremiados a su sindicato, además de la confianza de los inversionistas. Esto último sin duda lo más importante, porque garantiza el empleo de los trabajadores.

Shortlink: https://ndlb.red/yp

Comentarios