Fiscal Petronilo Díaz y Heriberto Castañeda utilizan el poder para favorecer su negocio privado

Hace unos días aseguramos que los empresarios del transporte y acarreo de material de Bahía de Banderas, Tony Silva, Héctor Lucas Romero y Jorge Olvera, corrompen autoridades y “centavearon” a un Ministerio Público, inventando delitos y criminalizando la actividad del verdadero Sindicato de Acarreo de la CTM de Nayarit, que dirige Avelino Aguirre, integrando una dolosa y endeble averiguación de supuestas lesiones, por lo que elementos de la fiscalía detuvieron al Contador de esta organización y confiscaron algunos camiones volteos.

Pero no se “hagan bolas”, ¿cuál es el asunto que critico? ¿el por qué la Fiscalía de Nayarit actúo con prontitud ante esta denuncia de unos “empresarios? Yo no cuestiono su actividad empresarial, sino su evidente y claro negocio al “amparo del poder”; Y es que hay una directa confrontación del Fiscal Petronilo Díaz Ponce y el diputado Heriberto Castañeda, contra el diputado Avelino Aguirre Marcelo, que es del PRI; mediáticamente tanto el Fiscal como el legislador, están haciendo ver a la CTM de Nayarit y de Bahía de Banderas como “los malos” de una película; los acusan de “querer acaparar” todos los contratos de acarreo de material, particularmente en la zona del sur de Compostela y Bahía de Banderas.

Pero están engañando a la sociedad con un “sindicalismo charro”, cuál es el punto? ¿Cómo le hacen para “robar”? qué es? de lo que se inconforman los sindicalizados del transporte, los verdaderos cetemistas. Aquel “hombre camión”, que se agremia para organizadamente conseguir contratos, a lo que se oponen los empresarios “duros”, a los que no les gustan los “sindicatos”, por lo que corrompen dos tres trabajadores y arman “un sindicato charro”.

Y es que estos “empresarios” “no líderes sindicales de la CTM”, están cobijados bajo las siglas de una organización de membrete como lo es el Sindicato Nacional de Autotransporte, Construcción, Acarreos y Similares, adheridos a la Confederación de Trabajadores de México (CTM), del cual su representante en Nayarit es ese tal Tony Silva, así como en Bahía de Banderas Héctor Romero alias “Lucas”.

Pero ahí viene lo bueno, también el Fiscal Petronilo Díaz Ponce y su pariente político el diputado Heriberto Castañeda, son los “príncipes” de los bancos de jal en la zona sur de Compostela, que dicho sea de paso, explotan sin pagar un peso al gobierno por su aprovechamiento, “yo sujeto a que muestren sus pagos y permisos”.

El Fiscal Petronilo Díaz Ponce y Heriberto Castañeda, son socios “jaleros”, que le venden “jal” y material pétreo de los “bancos de Compostela” para sus “construcciones y terraplén” a estos pillines de “Tony” Silva, “Lucas” Romero y Jorge Olvera en Bahía de Banderas, (puro bandido angelito de cuello blanco).

Este es el punto de acuerdo del “porqué” la Fiscalía de Nayarit “operó” con prontitud, no contra la CTM de Nayarit y la gente del diputado Avelino Aguirre, sino, claramente contra su “competencia” en el negocio de acarreo de material y construcción, mandando detener a un contador y confiscar camiones volteos, en un evidente “abuso de autoridad”; las “mentadas de madre” y “empujones” “valen madre” ante esto.

Cuál es la competencia desleal? Que éstos “socios” Bahía-Compostela, empresarios del transporte de acarreo y la construcción, Tony Silva, Lucas Romero, Jorge Olvera, Heriberto Castañeda y Petronilo Díaz Ponce, para cumplir el requisito de tener “un contrato colectivo de trabajo” con obreros, le dan una suculenta “mochada” a Juan Carlos Velazco, dirigente nacional de este sindicato de la CTM bajo el cual se amparan, que les dio una “delegación” en Nayarit de esta organización cetemista, que tiene una “toma de nota nacional” “no estatal”, (muy vivillos), o sea, los empresarios, ellos mismos, son los “líderes sindicales” cuando las organizaciones deben ser para trabajadores, “es un auténtico sindicato charro” pues. No tienen absolutamente ningún obrero afilado, es membrete para los contratos. (Por estas razones y muchas más, le cargó a “chingada” al PRI).

La trampa sin duda alguna es este “sindicalismo charro” mexicano, ya que un grupo de supuestos agremiados de un Sindicato de la CTM, coobijados bajo una “toma de nota nacional”, que en realidad son un grupo de empresarios del transporte y la construcción, disfrazan con “contratos al sindicato” las obras, principalmente de acarreo de material para terraplén, pero que tienen que “limpiar” los predios donde aplanan, para que luego se construyan los desarrollos turísticos y habitacionales, que trae aparejado la explotación de bancos de arena, grava y jal, este último material en donde Heriberto Castañeda y Petronilo son socios, para venderle a Jorge Olvera, Lucas y Tony.

En este contexto de influyentismo, los sindicatos locales no pueden competir, porque estos cinco “ladrones” de Tony Silva, Héctor Romero, Jorge Olvera, Heriberto Castañeda y Petronilo Díaz Ponce, abaratan costos, debido a que entre todos tienen unos 50 camiones volteos y explotan bancos sin pagar nada por el aprovechamiento, contratando con salarios de miseria a choferes y albañiles, sin prestaciones laborales y salarios de hambre, que se suma a que toda la basura y fango, van y la tiran a estos tiraderos clandestinos que están a pie de carretera rumbo a Punta de Mita, que contaminan y tampoco pagan un peso por procesar esa basura.

Es hora de que las autoridades tomen cartas en el asunto, las organizaciones gremiales son para trabajadores, no para empresarios, pero además no veo que haya regulación o supervisión, a la alta contaminación que provocan, un sindicato nacional cetemista, otorgó una Delegación en Nayarit, en lugar de a trabajadores “hombre camión”, es “la explotación del hombre por el hombre” es el capitalismo salvaje, pero hay cosas que sí pueden cambiar, como la interpretación de leyes laborales, del medio ambiente y la eliminación de la corrupción de funcionarios públicos, para que ya no se hagan “pendejos”, dejen de “agarrar” mochadas y actúen con honestidad.

Petronilo Díaz Ponce, es el Fiscal en Nayarit, antepuso sus intereses particulares al cargo que ocupa, le está quedando mal al gobernador Antonio Echevarría García que prometió un cambio, pero con este simple ejemplo, cuál es la diferencia con el que combatían, porque la consecuencia de su “abuso de poder”, es que los “camioneros”, van a parar carreteras, por la ambición tanto de Petronilo y el diputado Heriberto, porque Tony Silva y Lucas, valen madres. Qué necesidad de quemar el turismo en Nayarit si se paralizan carreteras. Va.

Shortlink: https://ndlb.red/sr

Comentarios