La CTM de Juan Carlos Velazco genera tiraderos clandestinos en Punta de Mita

• Involucrados ladrones de cuello blanco, empresarios del transporte de acarreo y la construcción amparados por la CTM

• Vienen a quitarles el trabajo a los verdaderos sindicatos de “hombre camión”, aquellos que con esfuerzo tienen un camión, lo trabajan ellos mismos y se agremian en un sindicato para conseguir contratos
El capitalismo salvaje es voraz, es la explotación del hombre por el hombre; el periodista “Beto Lemus”, ante denuncia ciudadana, expone en su red social el escandaloso “tiradero clandestino” de basura y deshechos a pleno pie de carretera y apenas unos dos o tres kilómetros de la zona turística de Punta de Mita, por dónde pasan visitantes nacionales y extranjeros, pero también habitantes locales de Higuera Blanca y Punta de Mita, que recordemos son centros de población, que no aguantan la contaminación del ir y venir de tanto camión volteo por esta carretera nueva.
La afectación al medio ambiente es clara, que hacen un grupo de empresarios vivales del transporte y de la construcción, pasándose por el “arco del triunfo” toda normativa habida y por haber, laboral y de aprovechamiento de recursos naturales, ante la mirada complaciente de las autoridades, que esperamos tomen cartas en el asunto, porque si no, lleva implícito la especulación que pudieran estar “haciéndose ojo de hormiga” ante una suculenta “mochada” de estos capitalistas.
Pero cuál es el asunto real, la trampa sin duda alguna es “el sindicalismo charro” mexicano, ya que un grupo de supuestos agremiados de un Sindicato de la CTM, amparados bajo una “toma de nota nacional”, que en realidad son un grupo de empresarios del transporte y la construcción, disfrazan con “contratos al sindicato” estas obras, principalmente de acarreo de material para terraplén, pero que tienen que “limpiar” los predios donde aplanan, para que luego se construyan los desarrollos turísticos y habitacionales, que trae aparejado la explotación de bancos de arena y grava, además de que tienen que tirar la basura y deshecho en algún lugar.
Cómo le hacen para “robar”, simplemente “mal pagando obreros”, evadir al SAT y los impuestos municipalizados, cobijados bajo las siglas de una organización de membrete como lo es el Sindicato Nacional de Autotransporte, Construcción, Acarreos y Similares, adheridos a la Confederación de Trabajadores de México (CTM), del cual su representante en Nayarit es un tal Tony Silva, así como en Bahía de Banderas un fulano de nombre Héctor Romero alias “Lucas”, quienes definitivamente no son, ni cumplen los requisitos para ser “dirigentes sindicales”, que se supone “deben de ser trabajadores” y obvia e indiscutiblemente que no lo son. Son empresarios. Todo el mundo lo sabe en Bahía de Banderas.
Estos “pillines” de “Tony” Silva y Héctor Romero, consiguen contratos “sindicales” con el membrete del Sindicato, pero pasan el “trabajo” a la empresa Bahía Litibú S.A de C.V., de la cual son socios y propietarios, pero a la vez, hacen contratos sindicales, pero la mayor parte facturan individualmente, que a su vez para tener “carro completo”, abaratando costos y calidad, están amafiados igualmente con otro menos deshonesto empresario constructor y del transporte de nombre Jorge Olvera, del Grupo Constructor del Valle, con largo historial de pillaje como constructor, (es el angelito que cobró millones de pesos al Municipio, por el sistema de riego por toda la 200 desde el crucero de la Cruz hasta Jarretaderas y nunca funcionó).
Pues estos 3 ladrones de cuello blanco Tony Silva, Héctor Romero y Jorge Olvera, son los que están contaminando la zona de Punta de Mita, tienen dos tiraderos clandestinos de basura y deshechos, actividad por la que tienen que pagar y obtener permisos, pero que no hacen, seguramente le dan alguna “bicoca” a los ejidatarios dueños de los predios, que dicho sea de paso, son de la parte alta de Punta de Mita, no de la zona turística y de la playa, que es de donde sacan los deshechos y van a tirarlos a estos “basureros clandestinos”.
Este problema no es nuevo, es la razón por la que los verdaderos trabajadores locales del transporte de acarreo y la construcción, paran las vialidades o bloquean los accesos a las obras que previamente ya los habían contrataron, pero que después les cancelan ante la competencia desleal de estos voraces explotadores, ejemplos hay muchos en los últimos años. El negocio es redondo puesto que no pagan tampoco por “tirar los deshechos”, abaratan más el terraplén.
El origen sigue siendo el mismo sin que las autoridades pongan orden; la interpretación leguleya de la Ley y violación a toda normativa que hacen estos “ladrones de cuello blanco”, con la comparsa o no de las autoridades que deben velar para que las normas ambientales y laborales se cumplan, federales, estatales y municipales, que por otra parte, vienen a quitarles el trabajo a los verdaderos sindicatos de “hombre camión”, aquellos que con esfuerzo tienen un camión volteo, lo trabajan ellos mismos y se agremian en un sindicato para conseguir contratos.
Pero el asunto es que los sindicatos locales, no pueden competir porque estos tres ladrones de Tony Silva, Héctor Romero y Jorge Olvera, porque abaratan costos, debido a que entre los tres tienen unos 30 camiones volteos, contratando con salarios de miseria a choferes y albañiles, sin prestaciones laborales y salarios de hambre, que se suma a que toda la basura y fango, van y la tiran a estos tiraderos clandestinos que están a pie de carretera rumbo a Punta de Mita.
El dirigente nacional de este sindicato de la CTM bajo el cual se amparan se llama Juan Carlos Velazco, quien seguramente recibe “mochada” de estos tres empresarios del transporte y la construcción de Bahía de Banderas, para haberles otorgado una Delegación en Nayarit de esta “organización charra cetemista”, que debería ser para “trabajadores”, pero que la usufructan empresarios explotadores, en fin, como decía al principio, es “la explotación del hombre por el hombre” es el capitalismo salvaje, pero hay cosas que sí pueden cambiar, como la interpretación de leyes laborales, del medio ambiente y la eliminación de la corrupción de funcionarios públicos, para que ya no se hagan “pendejos”, dejen de “agarrar” mochadas y actúen con honestidad.
Así que Matías Verdín, director municipal de Desarrollo Urbano y Ecología del Presidente Jaime Cuevas Tello, tienen chamba y vea lo de los tiraderos clandestinos. Va.

Shortlink: https://ndlb.red/qw

Comentarios