CONDUCTOR DE VEHÍCULO CORTÓ CIRCULACIÓN A UN MOTOCICLISTA.

Por falta de precaución y exceso de velocidad, ayer por la tarde en Bucerías Nayarit, accidentalmente el conductor de un vehículo le cortó circulación a un motociclista que resultó lesionado, la Policía, Tránsito y Protección Civil Municipal atendieron los hechos, llevaron al paciente al Seguro Social pero involucrados llegarían al acuerdo.

El presunto responsable es un masculino de 35 años de edad con domicilio conocido en el condominio maestro Flamingos, quien resultó sin lesiones aparentes, al conducir un vehículo Runer en color blanco con placas del Distrito Federal, el cual tuvo daño en el ángulo inferior derecho, en el que momentos antes quiso estacionar en plaza Riviera.

El supuesto afectado es un masculino de 20 años de edad, vecino de Bucerías con domicilio conocido en la calle Cleofas Salazar, quien resultó lesionado cuando al parecer le cortaron circulación, al momento de conducir una motocicleta cargo en color blanco con placas de Jalisco, que tuvo daños en varias partes de la carrocería.

De como sucedió el accidente, se dijo extraoficialmente en el sitio del mismo, que el vehículo iba por el carril izquierdo de la avenida Héreo de Nacozari, de Norte a Sur cerca del crucero del ingreso al hotel Decameron y el motociclista iba por el carril derecho del mismo sentido, pero cuando el vehículo se salió a la derecha sin fijarse para estacionar el vehículo, al parecer le cortó circulación al motociclista referido.

Tras el accidente  que se reportó, llegaron paramédicos en la ambulancia de Protección Civil Municipal PC-04 con dos elementos, quienes fueron los primeros auxilios al lesionado para luego subirlo a la ambulancia y llevarlo de urgencia a la clínica del Instituto Méxicano del Seguro Social de Mezcales para su atención médica.

También llegaron oficiales de Policía y Tránsito Municipal, quienes tomaron nota de los hechos, anotando todo los generales para realizar el parte de accidente conducente, pero además, dieron las indicaciones a los del vehículo para que si tenían algún seguro vehícular, ya fueran llamando al ajustador para ver si intervendría o no en los daños.

Finalmente, entre los involucrados y conocidos de los participantes del accidente, ya habían firmado convenio para la reparación de los daños, pero faltaba la firma de la no querella del lesionado, por lo que acudirían con el paciente que al parecer no estaba grave, para que firmara dicho documentos y poder dejar todo sin los efectos.

 

Shortlink: https://ndlb.red/p7

Comentarios