LOS MAESTROS CELEBRARON SU DÍA DE DIFERENTE MANERA EN BAHÍA.

En Bahía de Banderas Nayarit, hay de 900 a mil maestros de educación básica, tanto, de preescolar, primaria y secundaria, además de otros 400 trabajadores de la educación como intendentes y administrativos, quienes laboran en más de 150 planteles públicos, quienes en su día festejaron de diferente manera el día del maestro.

Entrevistado al respecto, el Maestro José Antonio Placito informó, que los maestros celebraron su día de diferentes modos, algunos, aunque descansaron, requirieron el día para realizar algunas otras actividades que tiene pendientes, otros aprovecharon para salir de casa con la familia a desayunar, comer y a convivir, pero en los hogares donde una buena cantidad de integrantes son maestros, los celebran como debe de ser.

Mencionó también el representante sindical de los maestros, que a nivel nacional en algunas zonas del país se pudiera decir que no tienen nada que celebrar este 15 de mayo, pero independientemente de que las cosas estén a favor o en contra de los maestros, la fecha en cuestión, no deberá pasar por desapercibido para los maestros.

Aseguró el entrevistado, que el trabajo que hacen los maestros es una labor titánica, es una de las profesiones en las que el maestro toma casi todos los roles que una persona puede tener, desde ser papá porque de repente el alumno les dice papá, tío, mamá, confundiendo pues que está en casa, pero también es porque el tiempo considerable que el menor pasa con los maestros en la escuela bajo sus cuidados.

Aparte del rol antes mencionado, dijo el maestro Placito, que muchas veces los maestros toman el rol de sacerdotes, porque muchos niños se acercan con ellos para confiarles o confesarles cosas que ni a los propios padres se atreve a decírselos, también si un niño se hiere o corta también la hacen de doctor y se pone a curarlos.

Por si fuera poco, dijo el entrevistado que hay niños que van a la escuela y no les dan dinero para comprar algo de comer y el maestro se mete la mano al bolsillo para sacar los cinco o 10 pesos para dárselos al niño que los necesita, también hay niños que les piden prestado dinero a los maestros y estos sabiendo que el dinero no regresará, pero aun así el maestro desembolsa de su dinero para prestarle al alumno y su necesidad.

No conforme con lo anterior, subrayó el maestro José Antonio, que el trabajo de un maestro no termina en la escuela, porque este llega a su casa después de su jornada laboral en las aulas, en el caso de la maestra, hace el quehacer del hogar y después de eso, se quedan hasta la tarde noche a preparar su plan de clases para el día siguiente.

Finalmente, el líder sindical dijo que a los maestros que les gusta su profesión, simplemente les encanta, pues lo hacen con gusto tan es así que el tiempo se les pasa rapidísimo, como en el caso de quien dio la entrevista, todavía siente que fue ayer cuando inicio esta profesión y ya lleva 31 años de servicio docente y sigue con las mismas ganas que cuando inició, aunque el paso de años no es en vano en el cuerpo, pero cuando están con los alumnos trabajando, ahí los niños les dan ánimos de seguir, pues aseguró que el ser maestro, es la madre de todas las profesiones que ahora hay.

Shortlink: https://ndlb.red/9r

Comentarios