Con Héctor Paniagua Nayarit tendría un verdadero legislador

• Es un hombre de Estado, experto administrador de empresas, conocedor de la problemática regional y con un reconocido oficio político, de estos perfiles requiere el gobernador Antonio Echeverría para que le ayuden a consolidar su proyecto de gobierno

• Ya es tiempo de borrar el paradigma de que una diputación es un regalo semejante a vacaciones bien pagadas

• Se requiere que los legisladores no únicamente sean buenos para cobrar, sino estudiosos del derecho, investigadores, administradores, expertos en economía, finanzas y conocedores de la Teoría del Estado.

 

En estas elecciones, que parece serán las más polémicas en la historia moderna de México, para mala suerte del PRI y del Presidente Enrique Peña Nieto, a pesar de que han destacado algunos logros de su gobierno, las dichosas reformas constitucionales que fueron la panacea de su administración que está por concluir, no han representado el cambio prometido, por lo tanto hay un claro desencanto en la ciudadanía.

En este sexenio se reprodujeron las prácticas impositivas del viejo régimen priísta de “los 70 años”, que dijeron iban a cambiar con “el nuevo PRI”, que supuestamente representaba la generación de políticos que acompañan al todavía Presidente; en el ámbito económico-administrativo ha sido muy poco el avance, más bien hubo retroceso, ya que la pérdida del poder adquisitivo de los salarios es cada vez mayor, lo que significa que compramos menos productos con el mismo dinero cada quincena.

En este marco, cobra vital relevancia fijarnos quiénes son los candidatos a diputados federales y cuáles son sus propuestas, ya que el próximo Presidente de la República, requiere indiscutiblemente de un gobierno de coalición con una mayoría en el Congreso, para poder proponer cambios a las leyes que no han podido hacer Salinas, Zedillo, Fox, Calderón y ahora Enrique Peña.

Necesitamos legisladores que propongan verdaderas reformas constitucionales que finalmente detonen el crecimiento económico, impulsen el desarrollo y justicia en beneficio de las mayorías, no para unos cuantos estratos sociales privilegiados, pues que no se nos olvide que seguimos en el subdesarrollo, con millones de mexicanos en pobreza, sin oportunidades y que se supone, fue por estas razones por las que han muerto miles de mexicanos en las luchas de Independencia y Revolución.

Pero para qué sirven los diputados federales? cuál es el trabajo que se ve, que se note, porque históricamente nuestros legisladores, que representan porciones territoriales y de población, a la que todos prometen en sus campañas “bajar recursos”, “traer inversiones para obras y empleos”, ofrecen malecones, presas, hospitales, empleo, pensiones, no se les olvida nada, como si fueran candidatos a Gobernadores o Presidentes de la República, cuando su función principal y esencial es legislar, o sea hacer las leyes, lo que involucra todo un proceso que se inicia en el conocimiento directo de las necesidades de sus distritos, aunque en conjunto, la misma Constitución los llame Representantes de la Nación.

No sólo a hacer leyes se reduce su función, también deshacerlas cuando ya no sirvan, reformarlas, pero para todo esto hay que revisarlas, aun sin haberlas sentido en carne propia, esto es, haber sido objeto o víctima –según los casos- de aplicación o no de leyes obsoletas, malhechas, de procedimientos tardados y funcionarios déspotas o empleados desacomedidos.

Un diputado federal tiene mucho trabajo que realizar, ya es tiempo de borrar el paradigma de que una diputación federal es un regalo semejante a vacaciones bien pagadas; por el contrario un legislador es integrante de un cuerpo colegiado, que se distribuye en comisiones sus funciones para determinados objetivos, es un elemento que pude incidir en la solución de problemas sociales, a través de que los clamores populares se traduzcan en leyes, pero además elaborar y distribuir el presupuesto nacional, para alentar el progreso de los pueblos que representan.

Hay muchas leyes federales que siguen esperando una revisión a fondo para ser actualizadas, otras tantas modernizarlas para ajustarlas a la realidad actual, en todos los aspectos y las actividades productivas se debe contar con instrumentos legales que brinden seguridad, garantías, protección y defensa al ciudadano de manera automática; la agricultura, la pesca, ganadería, minería, la educación, la industria en todas sus ramas, los medios de comunicación, requieren de marcos legales bien construidos por expertos en las diferentes materias que se traten.

Por lo tanto en este contexto se requiere que los legisladores no únicamente sean buenos para cobrar, sino estudiosos del derecho, investigadores, administradores, expertos en economía, finanzas y conocedores de la Teoría del Estado; ya basta de candidatos que luego nada más van a la Cámara Alta por sus dietas, a levantar la mano para aprobar lo que otros elaboran; debido a esta falta de preparación de los legisladores es que tenemos ejemplos de sobra de leyes malhechas que sobrecargan el trabajo de los procuradores y juzgadores.

Por eso en esta competencia por la curul del tercer distrito electoral con cabecera en Compostela, ya es tiempo que sea diputado federal un elemento con ese perfil profesional, que pugne por esas leyes que promuevan el crecimiento, la justicia social y logre un mayor presupuesto para los 10 municipios que lo integran.

Sin demeritar las cualidades del resto de los candidatos y candidatas, creo firmemente que el ex alcalde por dos ocasiones de Bahía de Banderas el Contador Héctor Paniagua Salazar, cuenta con estas características para realizar el trabajo que líneas arriba mencionamos, es un hombre de Estado, experto administrador de empresas, conocedor de la problemática regional y con un reconocido oficio político, de estos perfiles requiere el gobernador Antonio Echeverría García para que le ayuden a consolidar su proyecto de gobierno, profesionistas con experiencia política y en el ejercicio eficiente y eficaz de los recursos.

Indiscutiblemente qué con el Contador Héctor Paniagua Salazar, Nayarit tendría un verdadero legislador, esperamos que la sociedad no desaproveche esta oportunidad para no desperdiciar su voto, analizando al candidato con un verdadero arraigo popular y perfil profesional adecuado, como sin duda lo representa el del ex alcalde de Bahía de Banderas por dos ocasiones. VA.

Etiquetas:
Shortlink: https://ndlb.red/3r

Comentarios