*Valores y derechos sustantivos de la sociedad, custodiados por la función de los juzgadores

 

*Indicó magistrado Becerra Anzaldo en acto cívico mensual de las y los servidores judiciales

 

“Estado de derecho, justicia, paz social, democracia, entre otros valores y derechos de la sociedad están custodiados o garantizados por la función de los juzgadores. Ahí estriba la importancia del Poder Judicial”, indicó el magistrado Alfredo Becerra Anzaldo, integrante de la Primera Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia, en el acto cívico mensual de las y los servidores judiciales en Tepic.

“Ahí reside también —agregó— la importancia de garantizar  la virtud de juez justo, así como su derecho a la imparcialidad, autonomía e independencia. De otra manera, la sociedad está condenada a la descomposición, al caos y el colapso”.

Dicho acto cívico se efectuó en el exterior de la sede del Poder Judicial de Nayarit y fue encabezado por el magistrado presidente, Pedro Antonio Enríquez Soto, con la presencia de invitados como el teniente coronel Sacramento Alonso Orozco, representante del general de brigada Armando Montaño Ponce, comandante de la Décima Tercera Zona Militar.

Ahí el magistrado Becerra Anzaldo manifestó que la reformas al sistema penal y en materia de derechos humanos, así como el reconocimiento por el Estado del derecho de las víctimas del delito, “han impactado de manera profunda nuestro sistema jurídico”.

“Pero también —puntualizó— resulta verdad que dichas reformas han caminado y se han implementado de manera efectiva gracias a la capacidad y calidad de los juzgadores, a partir de su interés en el estudio, lo que se ha reflejado al construir criterios que tutelan a mayor profundidad los derechos de la sociedad nayarita”.

Dijo además que debe reconocerse igualmente que “si tenemos buenos abogados postulantes haya buenos juzgadores, y en la medida en que los litigios sean de calidad, las sentencias también lo serán”. En virtud de ello Becerra Anzaldo expresó el reconocimiento institucional a los abogados litigantes por prepararse y por su compromiso en lograr estado jurídico y una sociedad que ejerza a plenitud sus derechos.

Luego de reiterar que “una correcta sinergia entre jueces y litigantes capitalizará en una mejor armonía social”, el orador expresó que ante las nuevas competencias y responsabilidades que el Poder Constituyente ha anunciado para los poderes judiciales del país, “cierto estoy de que los juzgadores nayaritas estarán a la altura, con la responsabilidad y valor de servir que les caracteriza”.

Casi al término de su mensaje y en alusión a que en abril se celebra el Día del Niño, el magistrado Alfredo Becerra Anzaldo hizo un llamado a los presentes a preguntarse cuál tipo de sociedad somos y a reconocer el enorme compromiso que tenemos con el bienestar de la niñez. Y citó una frase del psicoanalista estadounidense Karl A. Menninger: “Lo que se les dé a los niños, los niños darán a la sociedad”.

En el acto cívico participaron la escolta del Poder Judicial y la banda de guerra del 43° Batallón de Infantería y el Juramento a la Bandera fue dirigido por Karla Georgina Briseño Velázquez.

La lectura de efemérides de abril estuvo a cargo de Lizbeth Romero Chávez, Noemí Aguilar Salva, Enrique Sepúlveda López y Salvador Enrique Navarrete Arámbul, mientras que a Guillermo Hernández de la Paz le correspondió la conducción del programa. Las personas mencionadas, incluyendo quien dirigió el Juramento a la Bandera, son colaboradoras de la Primera Sala Penal.

-*-

 

Shortlink: https://ndlb.red/1g

Comentarios