Jaime Cuevas comprometido con la Universidad Autónoma de Nayarit

 

Entregó la recaudación del Impuesto especial del 12 por ciento correspondiente al primer cuatrimestre del año

• Exigió que fueran invertidos en campus Bahía de Banderas

 

Muchos pudieran decir que es su obligación, pues así lo marca la Ley, pero tomando en cuenta que los alcaldes nayaritas en los últimos 15 años han escamoteado, desviado y desaparecido este recurso que no les pertenece, sin duda es relevante, más porque en Bahía de Banderas, el exalcalde José Gómez en una operación no muy clara y en contubernio con el ex titular del Patronato el “sandovalista” Humberto Haro, cubrieron un adeudo de 90 millones con la UAN, cargando la liquidación de esta obligación a un terreno que tiene un valor mucho menor, lo que fue irregular puesto únicamente estaban facultados para conveniar débitos de periodos anteriores, más no lo que en su trienio recaudó, que no entregó y desvió pero que con el terreno se lavó las manos.

Lo cierto es que indiscutiblemente fue trascendente que el actual Presidente Municipal Jaime Cuevas Tello, desde el inicio de su administración haya enterado al cien por ciento la recaudación de este impuesto, que recordemos está destinado por Ley para incrementar el patrimonio universitario, por medio de la construcción de infraestructura académica, no es para el pago de sueldos ni gasto corriente.

De ahí la importancia de esta acción; obligación sí, pero que marca una diferencia abismal con sus dos antecesores que evadieron esta responsabilidad; destacado, porque si existe en la UAN un plantel que requiere de una fuerte inversión para crecer, es precisamente Bahía de Banderas, en donde ya tenemos un campus que oferta 6 licenciaturas, pero con bastantes carencias, sin avenida de acceso, sin espacios deportivos y esparcimiento, sin biblioteca, sin computadores, sin internet, sin aires acondicionados, que ha sido abandonado a su suerte, a pesar de que es el municipio que aportará en el presente cuatrienio la mitad de los millones de la recaudación en Nayarit a las arcas del Patronato.

Es contradictorio pues, que si Bahía de Banderas es el segundo municipio después de la capital Tepic, que nutre los recursos del Patronato, no se reinviertan en el principal polo de desarrollo estatal, que requiere de espacios para la formación de profesionistas de calidad. En la administración pasada del Patronato, se llegó al absurdo de construir estadios y obras menores, por encima de la inversión en Bahía de Banderas, cuando de aquí se llevan el dinero, lo que fue señalado en su momento en el Congreso de Nayarit por los diputados Yusara Ramírez, Ismael Duñals y el propio líder cameral Leopoldo Domínguez, ante los oídos sordos del entonces titular del Patronato.

Lo cierto es que el Presidente Jaime Cuevas Tello, al entregar los primeros millones, exigió que fueran reinvertidos en el campus y en la Preparatoria 10 de Valle, al considerar inequitativo la fórmula y los criterios para el ejercicio de esos recursos, más porque en el municipio crece la demanda de espacios para la educación superior, “no quitaré el dedo del renglón, seguiremos insistiendo en que esos recursos beneficien a los estudiantes de la UAN e Bahía de Banderas”, ha declarado reiteradamente a la prensa.

Cabe destacar y recordar, que el alcalde Jaime Cuevas Tello es el impulsor del proyecto de la Universidad Autónoma de Nayarit en este pujante municipio, quien tomó esta sentida demanda social de los jóvenes la primera vez que fue alcalde, ofreciendo en esa campaña comprar y donar un terreno a la institución para que se construyera un campus, lo que cumplió a cabalidad una vez que tomó el mando del Ayuntamiento, pero que la institución no cumplió, hasta años después que Cuevas terminó su primer periodo, lo que no le quita el mérito de ser quien sembró la semilla de este que puede ser un proyecto educativo de gran impacto, si la autoridad rectoral finamente impulsa su despegue, que incluso puede ser modelo de que se pueden hacer las cosas bien, ante el vendaval de críticas de la sociedad, resultado de la permanente crisis política y financiera universitaria que padecemos.

Hoy nuevamente sentado en el poder municipal, el Médico Jaime Cuevas Tello, volvió a reiterar en su pasada campaña el compromiso con la Universidad Autónoma de Nayarit, personalmente lo entrevistamos en Café entre Periodistas, en donde aseguró que una vez como Presidente, entregaría al cien por ciento los recursos recaudados del impuesto del 12 por ciento para la UAN, nuevamente está cumpliendo su palabra, pero además en una visita que hizo al campus como alcalde electo, ofreció a los jóvenes convertirse en el gestor para que el Patronato cumpla con Bahía de Banderas, además de destinar apoyos extraordinarios para crecer, lo que le ha valido el reconocimiento de la comunidad universitaria local.

Falta pues la otra cara de la moneda, que la propia autoridad universitaria encabezada por el Rector Ignacio Peña y el Patronato, cumplan con su deber ético y no actúen bajo criterios legaloides en la interpretación de la Ley en la asignación de este recurso, para que el campus UAN Bahía de Banderas, que apenas hace unas semanas fue elevada a categoría de Unidad Académica independiente, que suponemos va aparejada con la capacidad de autogestión administrativa, reciba esa inversión millonaria para contar con una institución acorde a lo que la sociedad y los jóvenes estudiantes demandan. Porque a cinco años de su apertura, estamos quedando mal, muy mal. Más no así el Presidente Jaime Cuevas, que ya puso su parte, y muy válida su exigencia, de que lo recaudado y entregado, se destine a Bahía de Banderas. Va. Seguiremos.

Etiquetas: ,

Comentarios