Óscar Arnulfo Romero será canonizado, confirma el Papa
El Vaticano anuncia que va a santificar a Pablo VI en octubre

Católicos se congregaron ayer en la capilla de La Divina Providencia, en San Salvador, para celebrar la noticia de la canonización del arzobispo Óscar Arnulfo.

El papa Francisco confirmó este miércoles que el arzobispo salvadoreño Óscar Arnulfo Romero (1917-1980) será canonizado al ser un emblema para América Latina por su batalla a favor de los pobres y en defensa de los derechos humanos en su país durante la década de los años 70, lo que desató júbilo en la cúpula política, social y católica de El Salvador.

El Vaticano también confirmó en un oficio la canonización del papa Pablo VI (1887-1978), figura histórica del segundo Concilio Vaticano y reformador de la Iglesia, la cual será celebrada en octubre en la Plaza de San Pedro. Francisco desbloqueó las certificaciones con el argumento de que ambos hicieron sendos milagros durante sus labores sacerdotales.

La fecha para la canonización de Romero aún no ha sido fijada, pero se contemplan distintas opciones, entre ellas durante la Jornada Mundial de la Juventud, que se celebrará en Panamá en enero de 2019, o una visita aún no confirmada del Papa a El Salvador.

Ambos son figuras representativas de la iglesia que impulsa Jorge Mario Bergoglio por considerarlos referentes intelectuales y morales. El camino hacia la santidad de Romero se estancó durante los dos papados previos, por su perfil político.

Romero fue asesinado el 24 de marzo de 1980, a los 63 años, de un balazo en el corazón mientras oficiaba misa en la capilla del hospital La Divina Providencia, en la capital salvadoreña. Desde su púlpito, en la Catedral Metropolitana, denunció la violencia que ejercían tanto el ejército como la guerrilla izquierdista.

La dictadura militar se opuso con contundencia a su labor pastoral contra la represión de los pobres a manos del ejército al principio de la guerra civil que sacudió el país entre 1980 y 1992. Una comisión de la verdad de 1993, auspiciada por la Organización de las Naciones Unidas, concluyó que el arzobispo fue asesinado por un escuadrón de ultraderecha que comandó el militar Roberto D’Aubuisson (1943-1992), quien fundó en 1981 el partido Alianza Republicana.

En El Salvador, decenas de seguidores de monseñor Romero se concentraron en la capilla La Divina Providencia para celebrar la noticia. El presidente Salvador Sánchez Cerén felicitó a la iglesia local y al papa Francisco por la beatificación.

Etiquetas:

Comentarios