Mediocres en la PROFEPA y SEMARNAT de Nayarit

• No son capaces de socializar, explicar, ni comunicar de manera eficaz los procedimientos para la autorización de desarrollos turísticos, hasta que no truenan en conflicto, de plano “muy pendejos”.

El pésimo trabajo de Delegado Federal en Nayarit de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), de nombre Álvaro Mata, tuvo el máximo de la mediocridad en Bahía de Banderas, que dicho sea de paso es en donde debe poner mayor atención, y no estar en cómodas oficinas en Tepic con aire acondicionado, ya que cualquier asunto que para él representa únicamente una firma de documentos, para los inversionistas, el gobierno municipal y la comunidad representan conflictos sociales, que el tarado no es capaz de prevenir; la previsión es fundamental en el administración profesional que este “membo” no tiene.
Y es que aunque el desarrollo turístico Punta Paraíso que se construye en San Pancho, ya fue declarado por las autoridades de los tres niveles de gobierno, que cumple con los requisitos que marca la norma y está dentro de la Ley, los otros no menos tarugos de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), junto con la PROFEPA, no son capaces de explicar ni comunicar de manera eficaz los procedimientos, a pesar de que manejan altos presupuestos para comunicación social, dejando al escrutinio público, al sentido común las operaciones, con la clara especulación ciudadana contra los empresarios, de que se están robando espacios públicos, en este caso las playas que son de los mexicanos, de plano una pésima comunicación con la ciudadanía.
No hay duda, la semilla de los conflictos sociales, que tiene que sortear el gobierno municipal de Jaime Cuevas Tello, es resultado del pésimo trabajo de los delegados federales de la SEMARNAT y PROFEPA, particularmente del “tonto” de Álvaro Mata, que en la vieja práctica del “moche”, evitan la sociabilización de los proyectos turísticos y como viles delincuentes de cuello blanco, tratan por debajo de la mesa los asuntos, hasta que les truenan aún tengan ellos el sartén por el mango.
En estos momentos después de Punta Paraíso que ya la libraron, aunque algunos Senadores al parecer panistas, están pidiendo se revoquen las autorizaciones que otorgó la Federación y se revise la actuación del delegado de SEMARNAT en esa entidad, ahora el punto de conflicto es la situación que guarda la construcción que se edifica a un lado del panteón de Sayulita, en donde también le vendrá a dar al traste al de por sí colapsado sistema de alcantarillados y drenajes.
Por lo regular, los grandes empresarios, que han construido desarrollos turísticos como empresas socialmente responsables, porque la Ley se los exige a además, están obligados respetar las ventanas al mar, además construyendo estacionamientos, baños y palapas públicas, ejemplos hay muchos, en donde a pesar de los hoteles y condominios, los ciudadanos comunes que disfrutan de esos espacios, respetan y cuidan las ventanas al mar.
Pero para estos “pendejos” de al SEMARNAT y PROFEPA, con todo y el dineral que reciben de sueldo, no son capaces de negociar con los empresarios, ni sociabilizar con la comunidad, ni con el gobierno municipal, para evitar conflictos por desinformación, ellos solo “agarran el moche” por liberar y firmar con prontitud licencias, permisos y aprovechamientos. Bandidos.

Etiquetas: ,

Comentarios