Qué hacer y ver en la Riviera Nayarit: Sayulita Pueblo Mágico

Por sus olas que atraen a surfistas de todo el mundo, por su exuberante selva, por sus playas, y su onda de “amor y paz”, ¡Sayulita te va a encantar!
Sayulita no tiene un sitio arqueológico prehispánico o algún edificio colonial, y aun sin esos elementos esta localidad de la Riviera Nayarit se ha convertido en un Pueblo Mágico que encanta a todo aquel que lo visita.

Será su ambiente amigable y relajado, sus playas ideales para el surf, o esa vibra similar a la que se promulgaba en los años 60: amor y paz, y encuentro con la naturaleza, lo cierto es que este pueblo tiene “un no sé qué” que enamora, con su onda boho-chic presente en las calles, tiendas, galerías y alojamientos.

En todo el pueblo se respira un aire cosmopolita y una constante actividad. En las tres calles que circundan la plaza principal se puede ver a los turistas que caminan despreocupadamente rumbo a la playa, y otros buscando un café o un restaurante para tomar una cerveza. Por las tardes se llena de ambiente playero y los mejores cuerpos se lucen entre las coloridas tablas de surf o debajo de una sombrilla de sol.

Sin duda alguna Sayulita es el pueblo “de moda” en México. Fue nombrado el destino nacional más visitado en 2016, según un análisis elaborado por Despegar.com, y constantemente es recomendado en internet “como uno de los lugares que hay que conocer”.

Como la mayoría de los pueblos costeros tiene mucho que ofrecer a los amantes de la playa y de los deportes acuáticos. A continuación, algunas recomendaciones:

Practica el surf
Si tienes la convicción de aprender a surfear y no solo disfrutar del mar desde la arena, en Sayulita estarás en el lugar indicado, pues no en vano este microdestino es conocido como La capital del surf de la Riviera Nayarit. En su playa podrás surfear no importa que seas principiante o profesional, ya que tiene tres diferentes olas: de izquierda, derecha y también una sección de olas para aprender. Se pueden rentar tablas y equipos directamente en la playa principal.

Asómbrate con la Playa Los Muertos
Para llegar a la Playa de Los Muertos hay que cruzar un panteón lleno de coloridas lápidas sobre las que descansan tablas de surf, flores, velas y banderines de papel picado. Más allá del panteón te encontrarás con un espacio amplio, con palmeras que brindan sombra a quienes no quieren asolearse, con arena limpia y clara y el oleaje tranquilo del mar. Una playa semivirgen, exclusiva para los que gustan del silencio y la soledad.

Come con los locales
La cocina de Sayulita y su gran variedad te va a encantar, hay muchas cosas para comer, y como turista probablemente no sabrás qué elegir de tantas opciones deliciosas. Hay docenas de restaurantes muy cerca de la playa y otros tantos por la avenida principal donde podrás disfrutar desde mariscos frescos y pescado a la parrilla hasta la tradicional cocina mexicana, sin faltar, por supuesto, una gran variedad de tacos.

Lo más característico son las “chocobanas” de Chocobana Breakfast, las paletas y aguas frescas de Wakika, los famosos y socorridos tacos Naty´s, una cena elegante en Don Pedro’s, justo frente al mar, o bien,, algo más relajado en La Rústica, en plena avenida principal, hasta donde por cierto ha llegado el mismísimo Matt Damon, famoso actor de Hollywood.

No dejes de visitar el Sayulita Wine Shop, donde encontrarás más de 80 etiquetas de vinos, principalmente mexicanos, como los destilados: tequila, mezcal, raicilla, sotol y bacanora, entre otros.

Practica turismo de aventura
En Sayulita hay parques ecoturísticos en los que puedes obtener una buena descarga de adrenalina. Rancho Mi Chaparrita es uno de ellos. Ofrece renta de caballos y paseos por la playa, aunque la atracción principal es el Canopy, con 13 líneas y tres puentes colgantes que descienden desde lo alto de la montaña entre la jungla. También hay paseos en cuatrimotos, snorkel y surf. Otras actividades que puedes realizar, son la pesca y el avistamiento de ballenas entre noviembre y marzo, aproximadamente.

¡HOSPÉDATE EN HOTELES FUERA DE SERIE!

Haramara Retreat
Si lo que buscas es descansar, una buena opción es el Haramara Retreat, un pequeño hotel que se caracteriza por brindar un servicio holístico integral y donde se funden cuerpo, mente y alma a través de experiencias entre la selva y el mar. Ahí ofrecen yoga y meditación todo el año, además de una selección de masajes rejuvenecedores y terapias de bienestar.

Playa Escondida
¿Quieres vivir una experiencia única en contacto directo con la naturaleza? Playa Escondida es lo tuyo. Con un concepto Eco-Chic confort, este hermoso hotel está en plena jungla, muy cerca del pueblo de Sayulita aunque lejos del bullicio. Cada habitación es única y diferente, cuenta con hamacas, terrazas privadas, cocinetas equipadas, jacuzzis y mucho más. Durante el día puedes relajarte en el Spa o practicar yoga o bien practicar en un boogie board en la playa; y al atardecer, disfruta de una maravillosa puesta de sol desde la terraza.

Hotelito de los Sueños
Para soñar y relajarte al compás de las olas, nada como el Hotelito de los Sueños, un hotel ecológico, ya que el 40% de su electricidad es solar, además de contar con iluminación LED; todos los desechos orgánicos de cocina son usados como composta. Con una capacidad para 46 huéspedes, encontrarás poco ruido y personal dedicado a satisfacer tus necesidades. El hotelito es ideal para un retiro espiritual, o un evento especial como una boda, reunión familiar o retiro de yoga.

CÓMO LLEGAR A SAYULITA:

Este pueblo de unos 2 mil 400 habitantes está ubicado en el litoral que une a los estados de Nayarit y Jalisco, a unos 45 kilómetros de Puerto Vallarta.
Toma la carretera 200 Tepic-Vallarta y en el kilómetro 125 encontrarás un desvío que te llevará a Sayulita.

Etiquetas:

Comentarios