EL AYUNTAMIENTO REGRESARÁ A LA “PRESIDENCIA DE CARTÓN”

 
Trasciende que el alcalde Jaime Cuevas Tello, metió en cintura a la empresa que construyó la denominada “Presidencia de cartón”, que está en medio de un juicio por incumplimiento de contrato, ya que recordemos la construcción de este edificio es una figura de asociación público-privado, en donde tal vez la intención era asequible, pero estos “vivales”, pretendieron cobrar una renta como que si estuviera terminado el proyecto, que supuestamente es un centro comercial, con accesos, áreas públicas y vialidades, pero además lo hicieron con materiales muy corrientes, lo que evidentemente era una tomada de pelo a la comuna.
Lo cierto es que el juicio continúa, pierde la empresa, el municipio y el ejido que facilitó el terreno, que independientemente de su situación jurídica, se dice que el Presidente Cuevas pidió a los constructores, como condición para retomar las negociaciones, que cumplan con la terminación del edificio, que lo subsanen con materiales de calidad y hasta le integren un elevador, que contempla el diseño arquitectónico, simplemente la “Presidencia de Cartón”, no tiene las condiciones de seguridad que se requieren, esto además de exigir mediante contrato la renta conforme a la equidad de la construcción, y no lo que mañosamente pretendía cobrar.
Seguramente el Presidente Cuevas tiene un equipo de abogados asesorándolo para lograr el mejor acuerdo en este complejo asunto de “contratos”, que fueron heredados de administraciones anteriores, pero que debe de atender, el corregir y modificar su contenido que son evidentemente “leoninos” en perjuicio del municipio, fue una de las vías que encontraron.
Dicho sea de paso los constructores “ni pío dijeron”, aunque por su parte también piden que el Ejido de Valle de Banderas, otorgue certeza en la posesión al Ayuntamiento, lo que parece ser fue aceptado, no sin antes igualmente los ejidatarios, igualmente exigieron su parte, que es el pago de la renta del edificio del OROMAPAS, de la antigua cárcel frente a la plaza pública y el beneficio de locales una vez concluida la construcción.
En estas condiciones y una vez desahogada la situación jurídica de ambas partes, Ayuntamiento y constructores, se dice que en unos 4 meses ya estarán subsanadas las irregularidades, acompañada de una importante disminución de la renta que será acorde con lo construido, por lo que sin duda nuevamente la sede de la Presidencia será en “la de cartón”, pero ya habilitada y construida como debe de ser.
Igualmente trascendió que la Dirección de Seguridad Pública regresará a su antigua sede frente a la plaza pública, pero ahora se reacondicionará la cárcel, de manera que únicamente albergará infractores administrativos, del orden preventivo, no procesados ni sujetos a penas condenatorias, estos pasarán a cargo del Estado, como debe de ser junto con la cárcel de Bucerìas, lo que indiscutiblemente disminuirá los costos y la alta responsabilidad del municipio por tener a su cargo presos que deberían estar en la penal de Tepic.
Finalmente, el Cabildo de Bahía de Banderas, aprobó el Proyecto de la Ley de Ingresos para el 2018, además de la creación del Instituto de Planeación Municipal, lo que es una muestra del oficio político de Presidente Municipal Jaime Cuevas, que por primera vez en 28 años de la fundación de Bahía de Banderas, los regidores no presionaron con el “poder de su voto”, para obtener canonjías y privilegios a cambio de la aprobación de este iniciativa, por lo menos no se supo, “calladitos se vieron más bonitos”.

Comentarios