Resolvió Jaime Cuevas caso de vendedoras de Sayulita

 

*Les regresaron sus productos que habían sido decomisados por Fiscalización Municipal.

Ayer por la tarde en Valle de Banderas, el presidente municipal de Bahía de Banderas, Jaime Alonso Cuevas Tello, resolvió el caso de las dos vendedoras del pueblo mágico de Sayulita, sin embargo, queda pendiente la queja que pusieron en Derechos Humanos contra la supervisora de Fiscalización Municipal, Cecilia Pérez Dueñas.
Como se informó, por decomisarles la mercancía sin darles el folio correspondiente, dos vendedoras de Sayulita denunciaron públicamente y también pusieron queja en la Comisión Municipal de los Derechos Humanos contra la supervisora de Fiscalización Municipal, Cecilia Pérez Dueñas la cual quedó en el expediente CMDH/BB/07/2017.
Sobre el tema, el presidente municipal había informado que tenía conocimiento de que dicha supervisora de Fiscalización Municipal contaba con pruebas en audios y videos de que su trabajo lo estaba realizando bien, pero que estaba dispuesto a escuchar a las afectadas quienes deberían llevar también sus pruebas de dicho caso.
Fue durante el miércoles ciudadano en la presidencia municipal que el primer edil atendió a las personas agraviadas y las recibió en su despacho para abordar el tema, del cual informaron las mujeres agraviadas, que el alcalde las escuchó y después de eso, le dijo que fueran a Fiscalización para que les entregaran lo que les decomisaron.
Enseguida, en la oficina de Fiscalización les informaron a las vendedoras, que ya tenían listas las cosas para entregárselas pero que necesitaban que regresaran con el primer edil para que les cancelaran los folios, los cuales según una de las vendedoras, tenían multa de 20 a 24 mil pesos, recursos que ellas no tenían para poderlos pagar.
Por lo anterior, las mujeres regresaron con el presidente municipal para solicitarle que les cancelara los dos folios, lo cual sucedió con la firma del alcalde en los folios por lo que las mujeres regresaron a Fiscalización en donde finalmente les regresaron sus pertenencias que son artesanías que necesitan vender para el sustento.
Sobre la queja que fue puesta en la Comisión Municipal de los Derechos Humanos, al parecer no se tocó este tema, por lo que ahora solo resta esperar que pasen los días hábiles que indicaron en Derechos Humanos para que notifiquen a las afectadas por la supervisora de Fiscalización Municipal e indicarles lo que procede.

Comentarios