JAIME CUEVAS FUE EL IMPULSOR DE LA UAN EN BAHÍA DE BANDERAS

 

*IMPULSAR UN CAMPUS DEL ALMA MÁTER FUE UNA DE SUS PRINCIPALES GESTIONES ANTE EL ENTONCES RECTOR OMAR WICAB

La situación de irregularidad del servicio de transporte público de la ruta Valle-UAN, en donde en el sexenio de Ney González, se otorgaron más de 15 permisos con el pretexto del campus, incluso años antes de que iniciara operaciones, tiene implicaciones de corrupción si no se presta el servicio, conforme a la norma que les dio origen.
Ante la protesta de la comunidad universitaria y el tratamiento en el Cabildo de este tema, a propuesta de la Regidora Rubí Cardoso, para que los ediles subsidiaran de sus propios recursos la transportación gratuita de los estudiantes, que detonó en la solución temporal del problema y se obligó a los concesionarios a cumplir con la Ley, fue la muestra de la importancia que tiene la Universidad Autónoma de Nayarit en Bahía de Banderas.
No brindar el servicio por parte de los concesionarios, cuando se han enriquecido de estos permisos, en donde su sustento legal es la “necesidad” o sea la demanda del transporte, sin duda es condicionante para retirárselas; afortunadamente la queja universitaria se hizo pública, y los “concesionarios” “puro influyente neycista”, tuvieron que apechugar en su soberbia, y de tener cuatro unidades haciendo la ruta, ya fueron a ponerse a disposición de los universitarios, y ya tienen supuestamente12 combis pasando cada 15 minutos, con la promesa de circular las 15 para mejorar el servicio. (El miedo no anda en burro).
El asunto es que la oportuna intervención del alcalde Jaime Cuevas Tello fue fundamental, ya que una vez que se ventilaron en las redes sociales, fuertes encontronazos y discusiones de estudiantes con choferes, inmediatamente instruyó a Tránsito Municipal para asegurar la vía de acceso y prevenir actos de violencia física, además de ser el primero en apoyar la iniciativa de la Regidora y dirigente juvenil priísta Rubí Cardoso.
Y es que si hay algo que si le tiene que reconocer al Médico Jaime Cuevas Tello, es la gran visión que tuvo cuando fue por primera vez Presidente Municipal, para incluir en sus propuestas de campaña, hace ya doce años, después en su plan de gobierno, la adquisición de un terreno a través del Ejido de Valle de Banderas, para donarlo a la Universidad Autónoma de Nayarit, porque impulsar un campus en Bahía de Banderas del alma máter de Nervo, fue una de sus principales gestiones ante el entonces Rector de la UAN Omar Wicab, con quien mantenía igualmente una estrecha relación de amistad.
Esto sumada esto a la petición de cientos de jóvenes que se lo solicitaban y a un grupo de docentes universitarios, pioneros en la región entre los que destacaron el Profesor Jesús Puentes Estrada, Coordinador entonces de la extensión de la Licenciatura en Turismo y Maximino Talamantes, quien era director de la Preparatoria 10, sugerencia que cumplió cabalmente una vez ya como Presidente, llevando la propuesta al Cabildo.
Sin duda este fue uno de sus grandes aciertos en el tema de la educación; con el tiempo y con grandes dificultades económicas, apenas hace cinco años inició operaciones este proyecto universitario de la UAN en Bahía de Banderas, que era una latente demanda de los padres de familia en cada acto de graduación de la Prepa 10.
La juventud y los universitarios tenemos memoria, gracias al Médico Jaime Cuevas Tello, es que tenemos un campus de la Universidad Autónoma de Nayarit en este municipio; cabe mencionar que en su primer periodo no se logró materializar, porque el Gobierno de Felipe Calderón recortó recursos a la educación superior y a la Universidad Autónoma de Nayarit, lo que retrasó por tres años el inicio de su construcción; pero dejó sembrada la semilla, y lo más importante el terreno, que es lo difícil para las instituciones de educación superior, más en Bahía de Banderas en donde la tierra es de gran valor.
Falta mucho por hacer en nuestra institución, la construcción de la avenida de acceso con andadores, la conexión al sistema de agua potable y alcantarillado, así como el alumbrado público, el estacionamiento y una cancha de usos múltiples; el inicio de la segunda parte del proyecto, falta una biblioteca más completa, más computadoras conectadas al internet y aires acondicionados.
Es una cuestión de recursos, pero el acalde Jaime Cuevas Tello, acudió al campus a la apertura del ciclo escolar, recordando a los estudiantes, cual fue el origen de este gran proyecto educativo, comprometiéndose a entregar en tiempo y forma, no desviando lo recaudado del Impuesto Especial del 12 por ciento para la UAN, que serán en cuatro años de su gobierno, una sumatoria de casi 100 millones de pesos, si es buena la recaudación, lo que parece ser así será.
Cabe señalar, que los recursos del Patronato son para construcción de infraestructura y equipamiento, no para gasto corriente ni salarios, pero desafortunadamente, la Ley del Patronato, ha permitido que “vivales” estén al frente dilapidando esos millonarios recursos; el Patronato opera como una “constructora” privada, totalmente con fines de lucro, con una “burocracia” bien pagada, alejada totalmente de la función de un “Patronato”, en donde hay claros indicios de corrupción por parte de su actual Presidente Humberto Haro Carlos, que el señor construye estadios en lugar de aulas en Bahía de Banderas.
El Cabildo, que es la primera instancia de la voz ciudadana, además de ser el Gobierno Municipal la principal fuente recaudadora de esos recursos del Impuesto del 12 por ciento, debe poner atención y solicitar a los diputados locales, un cambio a la Ley del Patronato, para que esos recursos sean ejercidos eficaz y eficientemente por la institución, porque todo el mundo sabemos lo que cuesta el metro de construcción, y Humberto Haro construye un aula en 300 mil pesos, pero dice que le costó tres millones, obviamente que está robando.
Lo cierto es que el Presidente Jaime Cuevas ha hecho público su interés y voluntad de apoyar extraordinariamente a la UAN campus Bahía de Banderas, es un proyecto que al cien por ciento en el mediano plazo albergará espacios a más de 3 mil alumnos, ahorita tenemos poco más de 600 en seis carreras, por lo que definitivamente que la rectitud del propósito, en la primera acción de haber propuesto el proyecto y ahora por segunda vez como alcalde, su promesa de apoyar e impulsar gestionando recursos para su consolidación, le dan una alta valía moral ante los ciudadanos.
Como universitario propondremos a las autoridades de la Rectoría, que un aula o el auditorio, lleve tanto el nombre del alcalde Jaime Cuevas que nos donó esas 13 hectáreas y fue el primer impulsor de este proyecto, así como también la avenida de acceso, una vez que esté construida, se le imponga el nombre de Ejido Valle de Banderas, que nos facilitó el derecho de vía de la calle y 30 años atrás, los terrenos en donde se encuentran las instalaciones de la Preparatoria 10.
El mérito del Médico Jaime Cuevas Tello, reitero, es que a sugerencia y petición de la comunidad universitaria, de jóvenes estudiantes de turismo de entonces y un grupo de profesores, que le solicitamos nos donara un terreno para el campus, y cumplió, Se lo reconocemos. Va.

Comentarios