MAL EMPIEZA EL GOBIERNO DE TOÑO

 

“Bienaventurado aquel que nada espera, porque jamás será defraudado”

Es cierto que apenas lleva una semana en el poder, pero también es cierto y se vale decir, en honor a la verdad, que ya son muchas las voces de reclamo en torno a ciertas decisiones que ha tomado el gobernador Antonio Echevarría y que no han sido las mejores y que nos hacen recordar el gobierno anterior y el repudio generalizado contra el cual votaron los ciudadanos.
Una semana de que tomó protesta y siguen las ejecuciones. Se ha recrudecido la violencia no solamente en Tepic, ahora también en otros municipios del territorio nayarita y vemos una pasmosa tranquilidad por parte de nuestras autoridades que no han logrado comunicar a la sociedad que ya se están tomando medidas para enfrentar este cáncer que nos quita la paz y que tiene a miles de personas viviendo una severa crisis de inseguridad aunada a la crisis económica que cada día está peor; que por lo menos, como lo había comentado antes de protestar como gobernador, pida auxilio a la marina armada de México para que estas masacres que son el pan nuestro de todos los días, se acaben.
Una semana que ya es gobierno y seguimos viendo el abuso de los transportistas al imponer, a ley de sus calzones, la tarifa de 8 pesos a pesar de que no existe autorización alguna por parte de las autoridades y sin que sean molestados por infringir la ley.
Pareciera que no hay Director de Tránsito o autoridad que defienda a los ciudadanos de estos abusivos concesionarios del transporte público que ya impusieron esa nueva tarifa de manera unilateral y que se burlan del gobierno en turno que nada ha querido hacer para sancionarlos.
Quizá una de las peores decisiones que ha tomado el recién estrenado gobernador es el nombrar al ex regidor Luis César Guzmán como director de protección civil del estado. Y no solamente es un grave error porque el joven no tiene ninguna experiencia en estos menesteres (era reportero el muchacho), sino que, además, violenta la “Ley de Protección Civil Para El Estado de Nayarit”, promulgada en 2003 por el progenitor del actual gobernador y que en su artículo 36 dispone lo siguiente:
Artículo 36.- El Titular de la Dirección Estatal de Protección Civil, será nombrado por el Secretario General de Gobierno, debiendo reunir los requisitos siguientes:
I. Ser ciudadano mexicano en pleno goce de sus derechos;
II. Tener cuando menos treinta y cinco años el día de su designación;
III. Residir en el Estado, cuando menos tres años antes de su designación;
IV. Contar con experiencia y conocimientos comprobados en materia de protección civil ante fenómenos geológicos, hidrometeorológicos, químicos, sanitarios y socio-organizativos; y
V. No desempeñar cargo de dirección en partido político;
De estos 5 requisitos, el actual Director de Protección Civil no cumple con dos de ellos, violentando el estado de derecho y poniendo en peligro la integridad física de miles de nayaritas, ya que César Guzmán ni tiene la edad para ser Director de Protección Civil, mi mucho menos (y más grave) “la experiencia y conocimientos comprobados en materia de protección civil ante fenómenos geológicos, hidrometeorológicos, químicos, sanitarios y socio-organizativos”.
¿No es acaso la peor decisión de lo que va de este sexenio?
Hay varias cosas más que parecen no caminar en el actual sexenio, pero que por falta de espacio dejaremos para otra ocasión.
¿Podrá el gobernador reconsiderar las malas decisiones que ha tomado y revertir las mismas?
Mi correo: guillotinakora@yahoo.com.mx

Comentarios